El Sistema Endocannabinoide humano.

Mucha gente consume cannabis por su efecto psicoactivo, mientras otros buscan alivio.

Independientemente del motivo detrás de su consumo, el cannabis no colocaría ni tendría ningún beneficio terapeutico si nuestros cuerpos no tuvieran un sistema biologico capaz de interactuar con los compuestos químicos de la planta.

Nuestro sistema endocannabico justo hace eso. Pero no esta ahi solo para que disfrutes de tu variedad favorita, cumple una misión vital para nuestra salud y bienestar porque regula aspectos clave de nuestra biologia.

Muy pocos tienen idea de lo que es, de lo que hace, de como funciona y porque esta ahi.

 

La Homeostasis: in medio stat virtus.

Para entender el sistema endocannabico humano (y animal), se hace necesario un rapido repaso de uno de los conceptos mas importantes en biologia: la homeostasis.

Los latinos decían in medio stat virtus,la virtud esta en el medio entre dos extremos. De esto va la homeostatis: cada sistema biologico esta programado para mantener sus condiciones dentro de un intervalo de valores preestablecido. Es decir, nuestro cuerpo no quiere que su temperatura sea demasiado caliente o fría, ni que sus niveles de azúcar sean demasiado altos o bajos: la condiciones tienen que ser siempre equilibradas para que nuestras células mantengan una performance optimal. Nuestro sistema endocannabico es un sistema molecular pensado para mantener la homeostais, o sea que nuestras condiciones vitales no se desmadren y se queden en equilibrio.

 

Las piezas clave del Sistema Endocanabico (SEC).

A raíz de su rol crucial en la homeostasis, el sistema endocannabico (SEC) esta difundido en todo el reino animal y se encuentra en todas las especies vertebradas.

Las 3 componentes del SEC son:

  • Los Receptores Cannabinoides en la superficie de nuestras células
  • Los Endocannabinoides, pequenas moléculas que activan los receptores
  • Los Enzimas metabólicos, que rompen los endocannabinoides tras su uso

 

Los Receptores Cannabinoides.

Los receptores cannabinoides están montados en la superficie de las células y “escuchan” las condiciones afuera de la célula. Tiene nel rol de transmitir dentro de la célula informaciones sobre el cambio en las condiciones externas a la célula, permitiendo una respuesta celular apropiada y inmediata.

Hay 2 receptores cannabinoides principales: CB1 y CB2. Ambos están presentes en todo nuestro organismo (Foto 1).

Los receptores CB1 son los que mas abundan en nuestros sistemas nerviosos centrales, especialmente en las neuronas del cerebro. Ellos interactuan directamente con el THC generando el tipico “colocon”.

Los receptores CB2 abundan fuera de nuestro sistema nervioso, principalmente en nuestro sistema inmune.

 

Los Endocannabinoides.

Los endocannabinoides son moléculas que, como el THC, conectan y activan los receptores cannabinoides. Diferentemente al THC (presente en las plantas de Cannabis), los endocannabinoides se producen naturalmente dentro del cuerpo humano (“endo” significa “dentro”).

Hay 2 endocannabinoides principales: Anandamide y 2-AG (Foto 2). Vienen producidos de moléculas presentes en las membranas celulares y vienen sintetizadas bajo demanda. Esto significa que se producen y utilizan solo cuando necesario.

 

Los Enzimas Metabólicos.

Los enzimas metabólicos destruyen rapidamente los endocannabinoides unas vez que se han utilizado. FAAH, es el encargado de destruir anamide, mientras MAGL se dedica a romper la 2-AG.

Estos enzimas permiten que los endocannabinoides sean usados cuando necesario, no mas de lo necesario. Esta característica diferencia los endocannabinoides de muchas otras señales moleculares en nuestros cuerpos, como hormonas y neurotransmisores clásicos, que pueden persistir mas tiempo, ser empaquetados y guardados para su uso posterior.

Cuando algún factor (interno o externo) lleva la célula fuera de su estado de equilibrio, estos tres pilares del SEC son necesarios para reconstruir las condiciones celulares, así manteniendo la homeostatis fisiologica.

Para entender estos conceptos de forma tangible, vamos a considerar dos ejemplos de como el SEC ayuda a mantener la homeostasis biologica: las señales de las neuronas en el sistema nervioso y la respuesta inflamatoria del sistema inmune.

 

La regulación endocanabica de las señales neuronales.

Las células del cerebro (neuronas) comunican enviándose señales electro-quimicos entre ellos. Cada neuron tiene que escuchar a sus partners para luego poder decidir si esta autorizado a lanzar su propia señal. En general, a las neuronas no gusta mucho recibir un nivel de input inadecuado. Si las neuronas reciben una sobre carga de señales, esto puede llegar a ser tóxico.

Es justo aquí que entra en juego el sistema endocannabico: consideramos el escenario ejemplificado donde una neurona esta escuchando otras 2. Una de estas 2 neuronas se convierte en hiperactiva y empieza a enviar demasiadas señales a la neurona que escucha.

En este caso, la neurona que escucha produce endocannabinoides en el lugar de conexión con la neurona hiperactiva.

Estos endocannabinoides viajaran hasta la neurona “ruidosa”, conectaran con sus receptores CB1 y le darán instrucciones para que haga menos ruido. Esto permite restaurar las condiciones iniciales y mantener la homeostasis (Foto 3).

En este caso, los endocannabinoides permiten a la neurona “atacada” de regular la cantidad de input que recibe enviando unas señales a la neurona que esta enviando demasiada información.

Obviamente el cerebro no es el unico organo que necesita mantener homesostasis: cada sistema complejo de nuestro organismo, de digerente a inmune, necesita una regulación cuidadosa de las células y su funcionamiento. La homeostasis es crucial para asegurar nuestra supervivencia.

 

La regulación endocanabica de las inflamaciones.

La inflamación es una reacción de protección natural que nuestro sistema inmune pone en marcha en respuesta de una infección o un dano fisico.

El objetivo de una inflamación es eliminar patógenos (gérmenes) o tejidos dañados. Un area inflamada se genera produciendo fluidos para que las células inmunes puedan llegar en la zona de trabajo y restaurar su equilibrio.

Es importante que la inflamación se limite al sitio dañado y no persista mas tiempo que lo necesario para no causar mas problemas: inflamaciones crónicas y enfermedades auto-inmunes son ejemplos de un sistema inmune activado de forma inapropiada.

En general, los endocannabinoides parecen suprimir o limitar las señales inflamatorias del sistema inmune.

Para ver un ejemplo practico, consideramos una normal respuesta inmune originada de una infección bacterial.

En primer lugar, las células inmunes detectan la presencia de bacterias y disparan moléculas pro-inflamatorias que avisan a las otras células inmunes para que se unan a la batalla. Al mismo tiempo, vienen liberados también endocannabinoides (Foto 4) para que señalen a otras células inmunes la necesidad de asistencia y limitan la respuesta inflamatoria para que no sea excesiva.

Regulando atentamente la inflamación, el sistema inmune puede destruir germenes, remover tejidos dañados y luego parar. Este trabajo permite que la inflamación no sea excesiva y que las células, y entonces el cuerpo entero, regresen a una condición de homeostasis.

 

Como interactuan los cannabinoides vegetales como THC y CBD con nuestro sistema endocanabico.

La razón por la cual los cannabinoides del cannabis tienen efectos psicoactivos y medicinales en nuestros cuerpos es sobretodo debido a nuestro sistema endocanabico (SEC) con el cual interactuan.  Por ejemplo, el THC coloca porque activa los receptores CB1 dentro nuestro cerebro.

Pero también endocannabinoides como el Anandamide activan el CB1, entonces porque no estamos colocados todo el rato?

Hay dos razones principales: primero el THC no interactua con los receptores CB1 de la misma forma que un endocanabinoide producido naturalmente por nuestro organismo.

Segundo, los enzimas metabólicos que destruyen los endocannabinoides no funcionan con el THC (que es externo), entonces el THC se queda mucho mas rato en nuestros organismos. Es fundamental recordar que las moléculas como los cannabinoides y otros neurotransmisores suelen interactuar con diferentes receptores.

El cannabinoide del cannabis CBD permite entender este concepto muy sencillamente porque interactua con numerosos receptores presentes en nuestro cerebro.

Entonces, aunque los cannabinoides vegetales pueden activar los mismos receptores que los endocannabinoides, también interactuan con muchos otros receptores originando diferentes efectos como resultado.

 

Resumen.

El sistema endocanabico (SEC), compuesto por receptores cannabicos, moléculas endocannabicas y enzimas metabólicos, es un sistema molecular fundamental que nuestro cuerpo usa para mantener su homeostasis. Gracias a su rol vital que permite a las células de quedarse en su estado fisiologico, el SEC es altamente regulado: se activa cuando y donde necesario.

Esto no quiere decir que activando el SEC consumiendo cannabis siempre generara equilibrio. Como cada sistema biologico complejo, el SEC puede desviarse: si el sistema endocannabico se desvía prolongadamente, el SEC puede perder su capacidad de action y timing, afectando células inapropiadas. En estos casos el SEC puede contribuir a la progresión de la enfermedad mas que ser beneficioso.

Es importante tener en cuenta que activar el SEC a través del consumo de cannabis (o con otros medios) no es una cura para todo. La biologia es un poco mas complicada.

Sin duda, tener conocimiento de la homeostasis y del sistema endocanabico a nivel celular nos permite construirnos una idea sobre como una terapia basada en cannabis pueda funcionar y tener sentido.

Lo que es cierto es que la presencia y función critica del SEC explican porque un amplio abanico de alimentos y enfermedades respondan a una intervención basada en consumo de cannabis.

 

Referencias.

Leafly, Nick Jickomes, The endocannabic system and its role; dec 2016
Gunduz-cinar O, Hill MN, Mcewen BS, Holmes A. Amygdala FAAH and anandamide: mediating protection and recovery from stress. Trends Pharmacol Sci. 2013;34(11):637-44. [PDF]
Ligresti A, De petrocellis L, Di marzo V. From Phytocannabinoids to Cannabinoid Receptors and Endocannabinoids: Pleiotropic Physiological and Pathological Roles Through Complex Pharmacology. Physiol Rev. 2016;96(4):1593-659. [PDF]
Nagarkatti P, Pandey R, Rieder SA, Hegde VL, Nagarkatti M. Cannabinoids as novel anti-inflammatory drugs. Future Med Chem. 2009;1(7):1333-49. [PDF]
Pertwee RG. The diverse CB1 and CB2 receptor pharmacology of three plant cannabinoids: delta9-tetrahydrocannabinol, cannabidiol and delta9-tetrahydrocannabivarin. Br J Pharmacol. 2008;153(2):199-215. [PDF]
Wilson RI, Nicoll RA. Endocannabinoid signaling in the brain. Science. 2002;296(5568):678-82. [PDF]
Zlebnik NE, Cheer JF. Beyond the CB1 Receptor: Is Cannabidiol the Answer for Disorders of Motivation? Annu Rev Neurosci. 2016;39:1-17. [PDF]

 

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados